UCASAL B. DE IRIGOYEN. Progreso, compañía y apoyo

Una pareja correntina, con ánimos de progresar, decidieron empezar juntos una carrera universitaria en UCASAL.

A los 30 años, tras una decisión mutua, Alejandra Anahí Lopez empezó junto a su esposo a estudiar en la UAM n° 63 de Bernardo de Irigoyen, ubicada en Misiones. Ella, la carrera de Contador Público y él, Abogacía. En común tenían el lugar y la modalidad: UCASAL, educación digital.

“Con mi esposo iniciamos de la mano en lo que es la vida del estudiante”, comentó Alejandra. Ella y su pareja son de Corrientes pero actualmente están viviendo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y trabajando en Gendarmería Nacional. “Nos llevó empezar una carrera universitaria nuestras ganas de superarnos y progresar en la vida”, agregó la profesional.

“Ambos tuvimos que organizar nuestros horarios con respecto al trabajo y a la familia para poder estudiar”, relató.  Tienen un hijo que tiene 4 años a quien debían llevar y traer de la escuela, de sus actividades y acompañarlo en su crecimiento, por eso se organizaron con “horarios cruzados” de forma que ella usaba las horas de la noche para estudiar mientras que su esposo las de la mañana, y los en los horarios libres de cada uno se encargaba de su pequeño.

Con una familia, esta pareja correntina logró superar sus objetivos gracias a la oportunidad que UCASAL ofrece en cada localidad del país. Alejandra se recibió de contadora mientras que su esposo está en camino a ser abogado.