Centros Universitarios Virtuales

Los CUVS son un modelo pedagógico y colaborativo que puede replicarse en otras comunidades y convertirse en un factor de cambio y de desarrollo socioeconómico.

En un mundo globalizado, ninguna persona debería quedar al margen de la educación. Brindar oportunidades que se adecúen a las posibilidades de cada estudiante, es esencial para que todos puedan acceder a una enseñanza más personalizada.

Las salas NIDO son espacios de desarrollo educativo en entornos virtuales, implementados en comunidades geográficas distantes de los centros universitarios. Son aulas virtuales que recrean el ámbito universitario y les posibilitan a los estudiantes cursar carreras universitarias, tecnicaturas o diplomaturas, sin abandonar su localidad y logrando así una mejor calidad de vida.

Hemos trabajado en la implementación de un Centro Universitario Virtual (CUV) en la Sala NIDO de Apolinario Saravia, en convenio con la empresa Anta del Dorado S.A.

Cada institución integrante del proyecto hizo su aporte para que los chicos/as de Apolinario Saravia puedan estudiar:

  • UCASAL: becas del 20% para todos los alumnos del CUV, su oferta académica de educación a distancia y el asesoramiento de los tutores.

  • Municipio: el lugar “Sala Nido” en el que hay acceso a internet, computadoras/ celulares/ tablets para los alumnos del CUV y acompañamiento profesional mediante tutores.

  • Anta del Dorado: 10 becas para estudiantes.

Tal convenio implica un trabajo articulado, solidario y comprometido: una modalidad novedosa, una posibilidad de estudio sin complicaciones y la inserción social positiva de los estudiantes.

Todos trabajando juntos por más y mejor educación.

Con el esfuerzo de UCASAL, el sector empresarial y las municipalidades, se ideó una nueva forma de educar, más flexible y adaptada a las necesidades de los estudiantes.

Objetivos

  • Inclusión social
  • Evitar el desarraigo
  • Inserción a la educación superior
  • Incorporación de herramientas tecnológicas
  • Economía colaborativa y trabajo en red
  • Asociación público-privada

El proyecto comenzó en abril de 2019 con 15 alumnos, 10 de los cuales fueron becados por la empresa Anta El Dorado y los demás obtuvieron un porcentaje de descuento por parte de la universidad. El municipio aportó las instalaciones en las que los estudiantes realizan el cursado de la carrera virtual.

En 2021, hubo 50 alumnos distribuidos en 10 carreras diferentes. La educación a distancia/online ha permitido este tipo de esquemas más flexibles que están dando muy buenos resultados.

Con nuestro aporte no solo se ayuda a muchos jóvenes a través de becas, sino que también se fortalece el centro universitario virtual para que muchos otros puedan estudiar en su lugar de residencia, desarrollando su máximo potencial.