UCASAL GENERAL PICO. Siempre es buen momento para volver a estudiar

María José Mendoza, inició una nueva carrera con una vida totalmente distinta en la misma universidad que la recibió en su juventud.

“El recorrido entre una y otra carrera fue diferente porque transcurrió en momentos muy distintos de mi vida”, inició María José Mendoza, quien decidió estudiar una segunda carrera a los 40 años en la sede en la cual fue la primera recibida: UCASAL General Pico.

“Mi familia me ayudó para que pueda estudiar”, destacó María José, “fue la época en la que hubo una gran crisis y la fábrica donde trabajaba mi papá cerró, así que él empezó a hacer diferentes “changas” y mi mamá tenía una despensa. Al no tener una entrada fija, yo no tenía la posibilidad de irme a otro lugar a estudiar así que busqué un trabajo y la opción de estudiar a distancia era la única alternativa para poder comenzar una carrera”.

Empezó estudiando derecho, “era más joven, y como todos, salía de la escuela con una vorágine de estudiar, hacer resúmenes y dedicarme entera a eso”, comentó María José. En ese tiempo, los alumnos veían las clases en sede, que estaba estratégicamente preparada, “todo muy tecnológico para la época, por ejemplo, cada uno tenía un aparatito en el que había un botón y cuando queríamos hacer una pregunta lo apretabas y el profesor te daba la palabra, también, si querías volver a ver la clase o habías faltado podías pedir el video que se grababan con videocaseteras”.

Unos años después, María José, volvió al lugar donde empezó su vida universitaria iniciando la carrera de Contador Público, pero con una vida muy distinta, “ahora tengo una familia y un estudio jurídico, no tengo tiempo para llevar todo meticulosamente ordenado como antes, además, ahora que fui mamá tuve que dejar estos seis meses, pero ya estoy pensando en volver a retomar”, agregó.

En ningún momento la distancia fue un obstáculo para que María José hiciera buenos amigos: formó su propia comunidad de aprendizaje, “en el estudio a distancia es fundamental compartir con alguien, acompañarse. Cuando estudié Abogacía armamos un grupo muy lindo de estudio. Hoy en día nos seguimos juntando, de hecho, uno de ellos es mi socio, trabajamos juntos”, comentó María José.

La primera carrera la cursó gracias al acompañamiento de sus padres y trabajando, la segunda con un estudio jurídico a su cargo e hijos a quien criar. Si bien fueron tiempos distintos pero María José siempre fue la misma mujer dispuesta a seguir creciendo y afrontando lo que el curso de la vida le iba presentando a lo largo del tiempo.

Como primera graduada de la carrera de Abogacía de UCASAL General Pico, ¡felicitamos y animamos a la alumna a finalizar sus nueva carrera!