UCASAL SANTA ROSA. Una sede en el centro del país

Desde hace más de veinte años lleva la educación a la localidad de Santa Rosa y a sus alrededores.

Bibiana Schmiedt junto a su esposo comenzaron dando cursos de computación, e indagando en el ámbito de la educación llegaron a UCASAL, donde hace 22 están a cargo de la sede ubicada en Santa Rosa, provincia de La Pampa. “Estoy gestionando el instituto desde hace más de 20 años. Siempre lo hice en compañía de mi esposo pero como falleció hace dos años tuve que empezar a hacerme cargo de todo”, comentó Bibiana, encargada de la sede pampeana.

Santa Rosa es la ciudad capital de la provincia de La Pampa, tiene más de 100.000 habitantes, “es una localidad que está ubicada estratégicamente en el centro del país convirtiéndola en un lugar de paso tanto para los que vienen del norte al sur o del sur al norte”, agregó Bibiana, entonces, se convierte en una zona muy solicitada tanto educativa como comercialmente.

Bibiana contó que cuando iniciaron con la sede, el público estaba integrado por gente que no podía ir a una universidad presencial por temas laborales, familiares o porque eran del interior de la provincia, “fue una solución para todos ellos”, expresó. Hoy, notaron que, la gente empezó a buscar alternativas para ocupar su tiempo, decidiendo estudiar de forma online, “estos años vimos mayor cantidad de interesados”, agregó.

“Muchos de nuestros alumnos son del interior, del sureste de Santa Rosa, todo lo que es Macachín, General Acha, Alpachiri y la zona que limita con Buenos Aires”, contó. Por ese motivo, la pandemia vino con muchos cambios, “a partir del año pasado empezamos a extender más los turnos de horarios por la movilidad de los alumnos que venían del interior”, comentó.

Una sede totalmente identificada gracias a los años de experiencia en la educación virtual, “estamos dentro de las opciones de la educación superior porque somos los más viejos”, contó riendo la encargada. Desde el inicio, el trabajo constante permitió a la sede de Santa Rosa posicionarse hasta lograr el reconocimiento que actualmente tiene en la localidad pampeana.